Lo que se le pide a Unai


By on 19:23

A nadie se le escapa ya que el Valencia ha perdido el fuelle del arranque de temporada en que tumbó al Sevilla y al Valladolid a domicilio. Estamos escuchando que solo han transcurrido cuatro jornadas de liga y que es pronto para hablar de crisis y mucho más de destitución del técnico.


La cuestión es si queremos ver la situación con un ojo tapado o preferimos ver la realidad en toda su dimensión y con los ojitos bien abiertos. Si optamos por la segunda opción, sin duda menos agradable para el técnico y más acorde con la realidad, apreciaremos que el problema de este equipo no es nuevo y por tanto hay que analizar la situación partiendo de la temporada anterior, arrancar la raíz de dicho problema y sembrar con una nueva simiente que permita al nuevo árbol crecer con rectitud.


En primer lugar, todo pedagogo lo recomienda a los progenitores, hay que instaurar unas normas, pocas y claras y de obligado cumplimiento para todos y permanentemente, de lo contrario, el niño acabará por confundirlas y no entender lo que está pasando. En el caso del Valencia es lo que ha ocurrido, nadie sabe ya lo que está bien o lo que está mal y en caso de cometer un acto indisciplinario, nadie sabe a ciencia cierta si habrá castigo y de haberlo, cual será el tamaño del mismo.


Pero vayamos al terreno deportivo, el equipo tiene dinamita arriba y así lo viene demostrando desde hace tiempo. El cuarteto de arriba es dinámico, incisivo, tiene clase y mucho gol. Es cierto que acumulan muchos minutos, pero también lo es que no todo es culpa de los suplentes, luego veremos la razón.

La portería está bien cubierta y lo digo sin ironías. Moyá y Cesar ofrecen suficientes garantías para estar entre los tres o cuatro equipos menos goleados del campeonato, sin embargo se están encajando goles a pares, algo que ya sucedió durante toda la campaña anterior.

Veamos que sucede en la defensa. Miguel y Mathieu son dos laterales explosivos ofensivamente pero anárquicos y poco disciplinados defensivamente hablando. Moretti era un tipo gris al que se le acusaba de no subir la banda con frecuencia, hemos pasado de un extremo al otro; Mathieu tiene mucho que aprender y Miguel debería estar mucho más centrado durante los partidos (ya no diré nada de lo que haga fuera, que también hay que reconocer que le han cargado algún que otro muerto que no era suyo, quiero decir con esto que no es el único que sale a pasear al atardecer).

Como Unai sabe que tiene un problema con Mathieu, decide utilizar a Bruno a pierna cambiada, con lo cual la mitad de sus virtudes se pierden y el rival sale a aprovecharlo. Los laterales son dos puntos muy debilitados y los rivales lo saben. Lo que debe hacer Unai es trabajar intensamente con Mathieu la parcela táctica (si estuviese Miguel presente tampoco se pasaría nada) y corregir errores.


El centro de la defensa tiene un problema grave, se fue el chori y en su lugar tenemos a D'Albert, que está cumpliendo por encima de las expectativas y a David Navarro. Alexis y Maduro completan la parcela defensiva. En el caso del andaluz estoy apreciando una relajación inexplicable e inadmisible en un profesional de su nivel. Ganarle la espalda a Alexis se está conviertiendo en un juego de niños, pero además, ha perdido la contundencia por arriba, con lo que se convierte en otro de los puntos vulnerables del equipo. El motivo puede ser la falta de competencia, Maduro y David Navarro no son competencia para el andaluz y él lo sabe. No estaría de más que Unai bajase a Marchena a su posición natural de central y crease una competencia real entre los defensas.

Con Marchena en la defensa se ganaría en intensidad, en competencia y en salida de balón, el sevillano deplaza el balón mejor que la mayoría de los centrales de la liga, con lo cual se estaría ganando tanto en el plano defensivo como en el ofensivo. Al mismo tiempo recuperaríamos a un hombre como Maduro para la línea medular, punto clave de los problemas de este equipo.


Un equipo que cuenta en las bandas con jugadores tan ofensivos como Pablo (Joaquín) y Mata (J. Alba, Vicente), debe tener obligatoriamente dos rocas en el centro del campo y el Valencia las tiene. Todos hemos visto con alegría como Banega está desplegando el juego que todos sabiamos que tenía en sus botas pero que, por razones ajenas a lo deportivo, no había mostrado aún. Banega es un mediocentro que crea y que recupera, pero a su lado necesita a alguien que recupere y presione a destajo y ese no puede ser ni Albelda ni Michel, debe ser Maduro que, por fin, debe regresar a su posición natural y entregarse a las labores defensivas pero en la medular.

Lo de Fernandes es un misterio sin resolver. Se lesionó el mismo día que Cazorla, la misma lesión nos dijeron, pero Fernandes es un tipo con una mayor capacidad física y resistió más de una hora sobre el cesped con el peroné roto. Entonces, ¿por qué hace meses que Cazorla está recuperado y Fernandes no?. Yo no soy médico, pero creo que alguien debería dar una explicación. Fernandes y Maduro son los jugadores que deben competir por un puesto al lado de Banega (Baraja), lo demás es ofrecer facilidades al rival.

Unai debería comenzar a pensar que en la naturalidad de las cosas está la clave del éxito, que el entorno ché desea que el equipo gane tanto o más que él y que nadie quiere su cabeza servida en bandeja de plata, sino que el equipo juegue de acuerdo a sus posibilidades y sin extravagancias ni ataques de entrenador. La actual plantilla tiene muchisimos más recursos de los que Unai ha sido capaz de explotar y eso es lo que se le pide a un entrenador, que explote al máximo los recursos que tiene y que lo haga de forma natural, sin aspavientos.

About Syed Faizan Ali

Faizan is a 17 year old young guy who is blessed with the art of Blogging,He love to Blog day in and day out,He is a Website Designer and a Certified Graphics Designer.

4 Tu comentario:

  1. Paco, supongo que ya habrás encontrado trabajo, pero si no es asi, te voy a recomendar para "aconsejador" de entrenadores, y si no te postulo directamente como entrenador del VCF es porque me imagino que no tienes el título.
    Excelente exposición de los males que aquejan a nuestro equipo.

    ResponderEliminar
  2. Pues no, picadillo, aún busco empleo y es que la cosa está fatal. Tampoco tengo el título de entrenador, pero si quieres recomendarme como aconsejador de entrenadores, por mí encantado de la vida, que el trabajo es apasionante.

    Muchas gracias por tus palabras, la verdad es que creo que se ha perdido la perspectiva real de lo que está sucediendo y parece que lo anormal sea hablar de coherencia y de normalidad.

    Yo espero que Unai recupere el pulso del equipo, que empiece a actuar con naturalidad y que se de cuenta de que jugar a futbol con buenos jugadores es mas sencillo de lo que él intenta hacer ver.

    Vamos a ver como transcurren las cosas, pero desde luego ya es hora de que se rectifiquen los errores que todos vemos, los otros, los detalles ya tendrá tiempo para solucionarlos, pero los que el contrario ve, esos hay que erradicarlos ya.

    gracias por pasarte

    ResponderEliminar
  3. Sólo pedimos que no haga unaiadas

    ResponderEliminar
  4. Buena exposición.
    ¿Que pasará hoy, que no esta Albelda, si se lesiona alguien?
    Ya no podrá desmantelar medio equipo para que entre el de la Pobla.

    ResponderEliminar