Málaga 1-0 Valencia CF. El golaverage, la coartada imperfecta


By on 21:01

El Valencia no pisó la Rosaleda
Se consume la liga y con ella últimas las ilusiones del valencianismo. El Valencia volvió a perder, esta vez en la Rosaleda, ante su más directo rival y lo que es peor, sin oponer resistencia. 

Un solitario gol de Camacho bastó para que el Málaga empatase a puntos en la clasificación con un Valencia que no dio muestras de vida en ningún momento. 

La lamentable actitud de los jugadores valencianistas solo es comparable a la falta de vergüenza de su entrenador que, en rueda de prensa, utilizó como coartada el haber conservado el golaverage particular con el equipo de Pellegrini. Ya no queda más ventaja que un gol, motivo suficiente para que Unai esté satisfecho.

La apuesta de Unai por un centro del campo formado por Maduro y Tino Costa pareció ser una broma para todos menos para el propio Unai que, en ningún momento del partido, vio problema alguno en la absoluta ineficacia que estaban mostrando. Lo único que importaba era no perder por más de un gol. 

La expulsión de Feghouli dejó al equipo en inferioridad numérica, pero no se notó. En realidad la inferioridad estaba siendo manifiesta desde el pitido inicial. A Unai le sirvió par a introducir a Topal en el centro de la defensa, supongo que  pensó que era lo mejor para mantener el golaverage. 

Ya hace meses que el ciclo de este Valencia terminó, lo sabemos nosotros  y lo saben los jugadores, que desde hace mucho pasan de lo que su entrenador les diga o de lo que haga. 

La indolencia, la apatía son los rasgos que mejor definen a un equipo que está a punto de perder los puestos de champions y que no da muestras de que ese hecho les importe lo más mínimo. No entiendo qué puede aportar Unai en lo que resta de temporada, me gustaría que Llorente contestase a eso. No veo ni una sola razón para que, ante Osasusa, vuelva a sentarse en el banquillo de Mestalla. 

El valencianismo tiene que reaccionar, darse cuenta de que, en realidad la culpa no es de Unai, sino de quien ha sacado beneficio de que Unai fuese la cara del Valencia. Llorente ha mantenido la figura del entrenador a sabiendas de que no daba la talla, y lo ha hecho porque era el único que podía tragar con todo sin protestar. 

Es fácil, cuando a un inepto le das un alto cargo no pide nada para que nadie se fije en él por miedo a que se den cuenta de su incapacidad. El empleado perfecto para Llorente que ahora, sin escudo, tendrá que empezar a rendir cuentas a la afición. 

Aficionado, a qué estamos esperando para protagonizar una noche como aquella en la que a base de cánticos se obligó a dimitir a Paco Roig. 

Llorente no salvará al club, lo seguirá haciendo más pequeño día a día. La responsabilidad queda en manos del valencianismo y la fuerza del valencianismo está en la unión de las fuerzas, la unión de las voces, la protesta unánime al finalizar el partido ante el Osasuna. 

No queda tiempo, hay que obligar a que, quienes están devaluando la imagen y la historia de nuestro club, se marchen sin más dilación, estamos siento el hazmereir de la liga y a los actuales dirigentes no les importa lo más mínimo. Ante Osasuna hay que pedir la dimisión del presidente. Llorente, vete ya

About Syed Faizan Ali

Faizan is a 17 year old young guy who is blessed with the art of Blogging,He love to Blog day in and day out,He is a Website Designer and a Certified Graphics Designer.

1 Tu comentario:

  1. Totalmente de acuerdo. Se ha conseguido el consenso en el desacuerdo con Unai de toda la afición y de la prensa. Pero será más difícil que con Unai como cabeza de turco se le ataque al presidente con igual vehemencia. Debería de ser así porque el fracaso de uno es consecuencia del otro y además Llorente está desmantelando el poco activo que le queda al club, sin contar con como ha dejado la ilusión de la afición.

    Y ahora quieren compensarlo con un simple cambio de cromos por Caparrós o algún entrenador más o menos aceptado por aquí. Hay que gritar contra la gestión de Llorente ya.

    ResponderEliminar