Algunas razones para el desastre de Cornellá


By on 11:10

El vasco Aguirre puso en evidencia el planteamiento de Djukic
Para entender lo sucedido ayer sobre el césped de Cornellá deberíamos echar la vista atrás y recapitular lo que ha ido sucediendo durante el verano. La realidad social y deportiva del VCF es compleja y díscola como pocas, por eso, atribuir la falta de juego, de garra, de ideas y de actitud, que el equipo mostró ante el Español, únicamente a las declaraciones salidas de tono de un par de jugadores o a algún error táctico del entrenador es jugar a un reduccionismo que poco o nada ayuda a encontrar la razón original de tan gran desaguisado.

Durante los últimos años el club ha ido vendiendo a sus estrellas y quienes les han sustituido siempre han sido jugadores de menor nivel que el de los que salían. Han sido muchos los referentes, no solo de juego sino de vestuario, que han abandonado el VCF en las últimas temporadas y como consecuencia directa de ello encontramos dos hechos claros: la pérdida de nivel deportivo del grupo y la falta de un líder que sea capaz de abanderar al equipo y tirar de sus compañeros en los momentos complicados.

Los dos referentes de la actual plantilla valencianista son Ricardo Costa y Ever Banega, dos jugadores que han ido corrigiendo sus errores del pasado pero que, con la plantilla que el equipo tenía hace tres o cuatro años, jamás habrían soñado con ser capitanes del club blanquinegro.

La esperanza valenciana ocupa el banquillo y quiere marcharse. Tras la retirada de Albelda, el papel de jugador valenciano referente del equipo debía recaer sobre Vicente Guaita, pero el portero torrentí ha perdido la titularidad, que a día de hoy disfruta su homólogo Alvés, y como muestra de su descontento ha puesto a sus agentes a trabajar para salir del club antes de que termine el mes de agosto.

La promesa de la cantera, Paco Alcacer, está muy verde y ni siquiera entró en la convocatoria de Cornellá y Juan Bernat sigue peleando por hacerse con minutos sobre el césped pero está muy lejos de obtener el peso específico suficiente como para liderar un proyecto de este calibre.

Michel Herrero regresó a su casa para confirmar que ya está preparado, pero hasta ahora se le ve plano; sus pases son horizontales e intrascendentes, en ocasiones mira atrás cuando la mirada debería estar pendiente del compañero adelantado que tira el desmarque. Michel necesita tiempo, acaba de llegar y aún no ha encontrado su sitio. Tampoco podemos buscar en él un referente en el que mirarse.

Si miramos el banquillo encontramos la explicación a muchos de los problemas del equipo. Jugadores como Barragán, Piatti, Victor Ruíz se han acostumbrado a cobrar a final de mes viendo como sus compañeros se ponen la elástica los domingos. Su acomodada situación fuera del once ha posibilitado que sus compañeros titulares se acomoden dentro del terreno de juego y no sientan presión alguna. Los titulares se sienten titulares y los suplentes viven felices en su suplencia. No hay competencia por un puesto.

En cuanto a Helder Postiga, está claro que acaba de llegar y necesita tiempo para adaptarse al juego del equipo, sin embargo ya empiezan a apreciarse en él algunos signos de acomodo. Ayer marcó a los 10 minutos en el primer balón que tocó. Un pase de gol de Jonas posibilitó que el ariete valencianista abriese el marcador en la única ocasión que tuvo en el encuentro. Ahí terminó la contribución de Postiga que, con Alcacer en casa, sabía desde que subió al avión rumbo a Barcelona que, sucediese lo que sucediese, jugaría los 90 minutos.

Mirando al equipo perico uno se daba cuenta con facilidad de la diferencia. Sergio García, a quien el VCF tuvo en su punto de mira este verano, se partió el alma por su equipo, tanto en ataque como en defensa; cuando abandonó el campo (min. 72), su sustituto, el joven Thievy, tomó el relevo con mayor ímpetu si cabe y desarboló a la débil zaga valencianista, hasta que consiguió el tercer y definitivo gol de los locales.

El vasco Aguirre, con cinco jugadores procedentes de la liga Adelante y un presupuesto mucho menor que el del VCF, se limitó a jugar sus cartas, presionando a Ever Banega y montando contras. El fútbol fácil, con el equipo ordenado y las ideas claras, desarboló al conjunto blanquinegro que se vio superado en actitud  durante los noventa minutos.

El español tiene competencia en el banquillo y en Valencia se alude al  presupuesto limitado para justificar la falta de competencia del grupo.

El problema del Valencia no es el presupuesto sino a la gente que el club contrata. El equipo está repleto de jugadores que no han logrado nada en su carrera pero que, por el mero hecho de vestir el murciélago en el pecho, actúan como esas estrellas consagradas, egoístas,  al borde de la retirada cuyo único fin es llegar a la retirada cobrando una buena suma y que ya, deambulan por los terrenos de juego sin hambre, sin actitud, sin ilusión...

No quiero hablar mucho sobre la actitud de Djukic, creo que aún es pronto para juzgarle, pero aprecio en él algunos signos que no benefician en nada al equipo. Sus ruedas de prensa son incendiarias. El serbio debe entender que está en el Valencia y que tiene uno de los vestuarios más acomodados y complicados de la liga. Los enfrentamientos abiertos en ruedas de prensa nunca resultaron fructíferos en este club. Djukic debe ejercer el mando en el vestuario, a puerta cerrada, imponer su criterio, aplicar disciplina férrea cuando sea necesario, pero nunca salir a disparar en público a unos jugadores que, a las primeras de cambio forman grupos de poder para conseguir la salida del entrenador.

Djukic es inteligente  y debe entender que a ningún jugador le gusta que se le humille, aunque la razón asista al entrenador. Creo que, con esta actitud incendiaria no conseguirá que el grupo reaccione sino que se le vuelva en contra. Confío en que el sargento de hierro imponga su ley de puertas para dentro y defienda a los suyos de puertas para afuera.

Empieza mal el equipo, que esta semana recibe al colombiano Pabón,para complementar la punta de ataque, y que el sábado se enfrenta al Fc Barcelona. Veremos como transcurre la semana pero mucho tendrán que mejorar las cosas para que en cinco días el grupo se una en pos de un objetivo, recupere la idea de juego y sacrificio y cierren filas en torno a una idea. Dura tarea la de Djukic que, de perder ante el equipo blaugrana, puede empezar a tener problemas en Mestalla.

About Syed Faizan Ali

Faizan is a 17 year old young guy who is blessed with the art of Blogging,He love to Blog day in and day out,He is a Website Designer and a Certified Graphics Designer.

0 Tu comentario:

Publicar un comentario