Getafe 3-1 VCF. También sucumben en el Coliseum


By on 14:40

El Valencia volvió a mostrar su cara más triste. Esta vez ante el Getafe

Otra de cal. Lo barruntabamos antes del partido, el equipo se sostien con pinzas y en lo que va de 2012 ha estado viviendo de rentas. Por mucho que Emery se empeñe en defender a sus jugadores, en inventar excusas, en amenazar con hacer que los aficionados guarden sus pañuelos en los bolsillos a base de victorias o por mucho que quiera hacer creer que parte de culpa es del aficionado; lo cierto es que cuando el equipo sale al campo es una perita en dulce para el rival que, a poco que se muestre ordenado, desmantela de un plumazo la estrategia del vasco.


El Valencia volvió a ser un juguete roto en manos de un equipo muy inferior. Miku, que en Mestalla calentaba banquillo, que fue al Alfonso Pérez sin que el Getafe abonase ni un solo euro por su traspaso, se basta y se sobra para desestabilizar la defensa valencianista.

En Getafe reaparecía la que, en el primer tramo de la temporada, había sido pareja de centrales más segura del equipo y una de las más seguras del campeonato. Victor Ruiz y Rami volvían a jugar juntos, pero ya no es como antes. Fuimos muchos los que en su momento creímos que por fin se había acertado en los centrales, después de años de errores garrafales, pero fue un espejismo. Esta defensa no puede jugar ni en segunda división.

Es lo que viene sucediendo desde que Unai es entrenador del Valencia. Con Unai no ha cuajado ni un solo central, siempre destacan los laterales en su faceta ofensiva y en la defensiva son un auténtico desastre. En cuanto a la lista de centrocampistas fracasados de la era Unai, más de lo mismo; los jugadores van descendiendo en su rendimiento a medida que entrenan con Unai.

Con este entrenador solo lucen los jugadores de banda, signo inequívoco de que construye equipos incapaces de defender situaciones de riesgo durante muchos minutos. El juego se gana por las bandas pero se pierde por el centro.

Y el Valencia es así, falto de control defensivo, falto de control en el centro del campo y con latigazos ofensivos por banda que suele culminar Soldado como antes lo hacía Villa. No hay más, el fútbol de Unai es tan débil que cada vez que se adelantan en el marcador y tiene que defender situaciones de ventaja, se hunde, se descompone, se diluye como un azucarillo en un café.

El ridículo hecho ayer en el Coliseum fue espantoso. El equipo no apareció en ningún momento y gran parte de la culpa la tiene Soldado, por marcar un gol tan tempranero. Son más de veinte los puntos que el Valencia ha perdido en situaciones en las que se ha adelantado en el marcador, el dato es gravísimo, por lo que el aficionado de a pie va a empezar a desear que su equipo comience perdiendo. Con Unai todo es así, pura ilógica, pura esquizofrenia.

Tras esta derrota la situación se torna complicadisima. El Levante y el Málaga pueden dar caza al Valencia en esta misma jornada  y la siguiente el equipo granota visita Mestalla. Antes, el Valencia habrá viajado a Holanda para enfrentarse al AZ Alkmaar, con lo que el cansancio puede ser otra de las notas a tener en cuenta en un enfrentamiento que puede costarle la tercera posición.

Pero si eso no es suficiente, tras el partido ante el Levante, el Valencia visitará el Bernabeu, y la tradición "unaiana" en estas lides es bien conocida: goleada segura.

Personalmente creo que el equipo debería dar un paso adelante y jugar a lo que sabe, que no es lo que el entrador recomienda. Los centrales deben dejarse de subidas estúpidas y dedicarse a defender. Los laterales subir cuando la ocasión lo requiere, es decir, cuando hay posibilidad real de crear peligro y además alguien que cubra las espaldas. El centro del campo debe acercarse más a la línea defensiva para recibir el balón en mejores condiciones y los interiores apoyar a la pareja de centrocampistas para que las transiciones se produzcan sin que se tenga que rifar constantemente el balón. Del resto se encargarán Jonas y Soldado. Lo que hay que transmitir es sensación de solidez e imponer respeto al rival, algo que con Unai no veremos jamás.

About Syed Faizan Ali

Faizan is a 17 year old young guy who is blessed with the art of Blogging,He love to Blog day in and day out,He is a Website Designer and a Certified Graphics Designer.

2 Tu comentario:

  1. Justamente el último párrafo explica brevemente por donde hace aguas el sistema de Unai. Yo me doy cuenta en todos los partidos, pero inexplicablemente no cambia la manera de jugar y subir y bajar alocadamente. De esta forma el valencianista que lleva la pelota siempre tiene dificultad en el pase y riesgo de perder la bola. Así no se puede seguir. ojalá modifiquen la forma de jugar, aunque un poco tarde después de 4 años de incoherencias deportivas.

    ResponderEliminar
  2. Ciclo terminado. Solo queda mantener la tercera posición y en verano formatear y reiniciar. No hay otra solución

    ResponderEliminar